Página Principal > Declaraciones del Portavoz
Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida 29 de Abril de 2016 por Hua Chunying, Portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores

2016-04-29

A invitación del Ministro de Relaciones Exteriores y de Cooperación Internacional de Italia Paolo Gentiloni, el Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi realizará una visita oficial a Italia y asistirá a la 7ª reunión conjunta del Comité Gubernamental China-Italia del 4 al 5 de mayo.

PREGUNTA: El canciller japonés Fumio Kishida dijo el 28 de abril que la parte japonesa ha presentado una protesta a la autoridad de Taiwán por no reconocer las aguas de Okinotori como zona económica exclusiva de Japón (ZEE), y que el estado de Okinotori como una isla se ha establecido según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) y Japón no podría aceptar la posición de Taiwán. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

RESPUESTA: El Okinotori es un grupo aislado de rocas ubicado en el oeste del océano Pacífico que está muy lejos de la tierra de Japón. Según los artículos pertinentes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el Okinotori es un conjunto de rocas que no puede sustentar la habitación humana o la vida económica propia , por tanto, no tiene derecho de reclamar su zona económica exclusiva ni plataforma continental. En abril de 2012, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental dio sus recomendaciones en cuanto a la presentación hecha por Japón en los límites de su plataforma continental exterior que no reconocían la reivindicación de una plataforma continental exterior basado en Okinotori de Japón. Japón ha violado la Convención mediante la categorización unilateral de Okinotori como "isla" con el fin de reclamar la ZEE y la plataforma continental sobre la base de eso. China no reconoce la afirmación ilegal por parte de Japón.

PREGUNTA: El 28 de abril, el Secretario de Estado estadounidense John Kerry y el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca Ned Precio expresaron su preocupación acerca de la adopción de la ley de gestión de actividades de ONG foránea en China aprobada días recientes por la APN de China. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

RESPUESTA: El Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China deliberó y aprobó la ley de gestión de actividades de ONG foránea en China, cumpliendo el requisito objetivo de llevar a cabo integralmente la administración del país con arreglo a la ley y la construcción de un país bajo el imperio de la ley de China. También es una medida importante que guía y regula las actividades de las ONG extranjeras en China y salvaguarda sus derechos e intereses legítimos. Al hacer la ley, China ha solicitado la opinión de todos los sectores, tanto dentro como fuera del país, y ha modificado algunas disposiciones de la ley en consecuencia. Quiero subrayar que diferentes países tienen diferentes prácticas en gestionar y servir a las ONG extranjeras, ya que sus condiciones nacionales varían. Sólo cuando se cumpla las condiciones y realidades nacionales de China, la legislación pertinente podrá tener resultados efectivos. Se espera que los países pertinentes respeten la soberanía legislativa de China, y aborden la legislación pertinente de una manera positiva y objetiva.

PREGUNTA: ¿Habrá arreglo de entrevista conjunta con la prensa después de las conversaciones entre el canciller Wang Yi y el canciller japonés Fumio Kishida que tendrá lugar mañana?

RESPUESTA: Los dos ministros de Relaciones Exteriores se reunirán el 30 de abril por la mañana. Me entiendo que no hay arreglo de entrevista conjunta con la prensa. Daremos a conocer la información acerca de sus conversaciones en el momento oportuno.

PREGUNTA: El Subsecretario de Estado Antony Blinken dijo el 28 de abril que China no podía hacer cosas así que por una parte se adhiere a la Convención, por la otra rechaza sus disposiciones, incluido el carácter vinculante de las decisiones de arbitraje. ¿Cuál es su respuesta?

RESPUESTA: No puedo menos de decir lamentablemente que o el Sr. Blinken no conoce nada sobre la naturaleza de las disputas relevantes sobre el Mar Meridional de China y los contenidos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, o quiere poner el etiqueta de modo indiscriminado a China.

China ha manifestado claramente su posición de principio sobre la cuestión relevante en múltiples ocasiones. Me gustaría reiterar los siguientes puntos.

En primer lugar, la naturaleza del problema del Mar Meridional de China es la disputa territorial sobre las islas y los arrecifes y los conflictos de demarcación sobre las aguas pertinentes. No importa cómo disfraza la parte filipina su reclamación, no podrá ocultar su verdadera intención de negar la soberanía territorial de China sobre las islas y arrecifes pertinentes en el Mar Meridional de China, así como los derechos e intereses marítimos relacionados de China. Cuando se trata de cuestiones relacionadas con la soberanía territorial, ningún país del mundo podrá aceptar una solución que se le impone por el mecanismo de una tercera parte que no es de su propia elección.

En segundo lugar, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar no tiene nada que ver con las cuestiones relativas a la soberanía territorial. En cuanto a las cuestiones de delimitación marítima, la "Convención" permite excepciones facultativas a la aplicabilidad del procedimiento de solución de diferencias obligatorias, como el arbitraje obligatorio. China hizo una declaración en 2006, con exclusión de los litigios relativos a la delimitación marítima del procedimiento arbitral. Hay otros más de 30 países que han hecho declaraciones similares también. Este tipo de declaración se ha convertido en una parte indispensable del procedimiento de solución de diferencias de la Convención y es vinculante para todos los Estados Partes en la misma.

Por lo tanto, las llamadas reclamaciones de Filipinas no son en absoluto disputas que puedan presentar para el arbitraje obligatorio, y no hay ninguna base para la formación del tribunal arbitral. ¿Cómo puede ser vinculante, si el fallo está dada por una institución que, obviamente, no es competente? La no aceptación ni participación de China en el arbitraje, es justamente para defender la inviolabilidad del derecho internacional, incluyendo el de la "Convención", y oponerse al abuso de derecho. Si algún país o algunas personas dicen que la no aceptación de la llamada arbitraje significa la violación del derecho internacional, entonces revela su ignorancia de la ley internacional. Si siguen haciendo deliberadamente especulaciones sobre este asunto, sus motivos ocultos no podrán esconderse.

En tercer lugar, los Estados Unidos, como país no firmante de la Convención, hace caso omiso la naturaleza del caso de arbitraje iniciado por Filipinas, ignora el hecho de que el tribunal arbitral actúa más allá de su autoridad, se olvida selectivamente lo que solía hacer con las resoluciones internacionales y se entrega a hablar sobre el carácter vinculante de las sentencias arbitrales. Creo que todo el mundo sabe claramente cuál es su propósito real.

Por último, los Estados Unidos no sólo no han participado en la Convención, sino se anticipó a presentar la llamada "libertad de las operaciones de navegación" en 1979 antes de la firma de la Convención para oponerse al derecho internacional, fabricar y dominar el orden marítimo de estilo americano fuera del marco de la Convención, que no es sino la lógica y la práctica de hegemonía sin tapujos. Es un secreto a voces que los Estados Unidos se rige por el derecho internacional sólo cuando la ley convenga a sus intereses. A este respecto, los Estados Unidos no está en condiciones de hacer observaciones críticas contra China.

Para sus Amigos
  Imprimir