Página Principal > Declaraciones del Portavoz
Observaciones de Portavoz de la Cancillería, Hua Chunying , Sobre Declaraciones de Personas Pertinentes Emitidas durante el Diálogo Shangri-La

2016-06-05

PREGUNTA: El 4 de junio, durante el Diálogo Shangri-La, el Secretario de Defensa de Estados Unidos Aston Carter y el Ministro de Defensa japonés Gen Nakatani hablaron sobre el problema del Mar Meridional de China y lanzaron acusaciones irrazonables contra China. ¿Cuál es su comentario?

RESPUESTA: Hemos tomado nota de las observaciones pertinentes formuladas por los ministros de Defensa de EE.UU. y Japón, que en su mayoría eran repeticiones de sus viejos tonos. Ignorando los hechos básicos ellos acusaban sin fundamento las actividades de construcción legítimas de China en las islas y arrecifes pertinentes. Culpaban a China en el problema de seguridad regional en que China es en realidad la víctima y sembraban intencionadamente la discordia entre China y otros países de la región. China se opone categóricamente a todo esto y la delegación china que asistía a la reunión ya expresó la posición china al respecto. Quiero hacer hincapié en los siguientes puntos:

En primer lugar, China tiene soberanía indiscutible sobre las islas Nansha y las aguas adyacentes, que está totalmente respaldada por la evidencia histórica y legal. China nunca ha reconocido el llamado "status quo", formado por ocupación ilegal de otros países del territorio chino, y no va a hacerlo nunca. Países extra regionales deben atenerse a sus compromisos y no hacer ninguna declaración irresponsable sobre la cuestión de la soberanía territorial.

En segundo lugar, la construcción relevante fue llevada a cabo en el propio territorio chino, por eso no en contra de ninguna ley internacional. Es la intención de determinado país que ha desplegado grandes cantidades de armas y equipos avanzados en la región de Asia y el Pacífico la que debe causar realmente alarma para los países de la región.

En tercer lugar, el caso de arbitraje del Mar Meridional de China iniciado unilateralmente por las Filipinas no está destinado a resolver los conflictos, sino para negar la soberanía territorial y los derechos e intereses marítimos de China en el Mar del Sur de China. Este caso de arbitraje debilita seriamente la santidad y la integridad de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR), constituye el abuso y la violación del derecho internacional. Ya hemos dejado clara nuestra posición de no aceptación ni participación en el caso de arbitraje.

En cuarto lugar, hablando de orden basado en reglas, China y los países de la ASEAN firmaron la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China (DOC) ya en 2002. El DOC sí que es la regla regional que todas las partes tienen que acatar.

PREGUNTA: El 3 de junio, dijo el Primer Ministro tailandés, Prayut Chan-O-Cha en su discurso en la ceremonia de apertura del Diálogo Shangri-La que el tema marítimo no debe convertirse en un juego de suma cero y los países de la región deben mirar más allá de las disputas de la frontera marítima para buscar el fortalecimiento de la cooperación a través de la forma del beneficio mutuo y ganar-ganar. El Ministro de Defensa de Indonesia Ryamizard Ryacudu dijo en la reunión que se debe tener en consideración integral la Carta de las Naciones Unidas, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China, así como el trasfondo histórico para resolver paso a paso las disputas relevantes en el Mar del Sur de China. ¿Cuál es su comentario?

RESPUESTA: Hemos tomado nota de las declaraciones pertinentes. China siempre sostiene que los problemas de la soberanía territorial y la delimitación marítima en el Mar del Sur de China, deben ser resueltos pacíficamente entre las partes directamente interesadas a través de la negociación sobre la base del respeto a los hechos históricos y de conformidad con el derecho internacional. China comparte y defiende el enfoque de doble vía planteado por los países de la ASEAN para resolver adecuadamente el problema del Mar Meridional de China, es decir, las disputas relacionadas deberán ser resueltas por los países directamente afectados a través de la negociación y la consulta, y la paz y la estabilidad en el Mar del Sur de China serán preservadas por China y los países de la ASEAN en conjunto.

China siempre promueve una concepción de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible para la región y cree que los países regionales deben trabajar juntos para construir y compartir un camino de seguridad regional que beneficie a todos. Para los países de la región, los desafíos planteados por los asuntos no tradicionales de seguridad marítima son más apremiantes. Todas las partes deben mejorar la cooperación práctica marítima, enfrentarse conjuntamente con las amenazas no tradicionales a la seguridad marítima, y ​​mantener la paz y la estabilidad regional en el mar.

Para sus Amigos
  Imprimir