Página Principal > Declaraciones del Portavoz
Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida el 30 de junio de 2016 por Hong Lei, Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores

2016-06-30

PREGUNTA: Rodrigo Duterte fue juramentado oficialmente como el 16º Presidente de Filipinas. ¿Le emitirá la parte china las felicitaciones?

RESPUESTA: El Presidente Xi Jinping ha felicitado al Presidente Duterte a través de la vía diplomática por su toma de posesión como el 16º Presidente de Filipinas. El Presidente Xi Jinping dijo en el mensaje de felicitación que China y Filipinas son inamovibles vecinos. La buena vecindad y la amistad son lo que China y Filipinas han heredado a lo largo de miles de años transcurridos y constituyen el rumbo correcto a que tienen que adherirse. Tenemos en frente oportunidades importantes para el desarrollo de la relación bilateral. Espero trabajar en concierto con el Sr. Presidente para impulsar el mejoramiento de las relaciones bilaterales para su desarrollo estable y sano. Me asiste la convicción de que, siempre y cuando tratamos a los demás con sinceridad y buena voluntad y hacemos hincapié en la confianza mutua y la cooperación, podremos abrir un futuro brillante para las relaciones chino-filipinas y la cooperación bilateral.

PREGUNTA: Según se informa, la Comisión de Elección del Gran Hural de Mongolia dio a conocer el resultado preliminar demostrando que el Partido Popular de Mongolia había ganado una mayoría de escaños. ¿Cuál es su comentario al respecto?

RESPUESTA: La parte china respeta la elección del pueblo de Mongolia y espera que el país mantenga la estabilidad social y el crecimiento económico. China da mucha importancia a sus relaciones con Mongolia y se dispone a trabajar con la parte mongola para avanzar la asociación estratégica integral entre los dos países.

PREGUNTA: El Tribunal de Arbitraje del Mar del Sur de China afirmó que emitiría la adjudicación definitiva el 12 de julio. Aparte de lo que dijo en la declaración de porta voz de la Cancillería ayer, ¿tiene algo nuevo que añadir?

RESPUESTA: Quiero destacar una vez más que el Tribunal de Arbitraje no tiene jurisdicción sobre el caso y la materia relevante, y que no debería haber escuchado el caso y lo dictó. El 22 de enero de 2013, la administración de Aquino III de Filipinas inició unilateralmente el arbitraje en las disputas relevantes entre China y las Filipinas en el Mar del Sur de China. El gobierno chino declaró inmediatamente su posición de no aceptar ni participar en el arbitraje. Al iniciar unilateralmente el arbitraje la administración de Aquino violó el derecho internacional, faltó al acuerdo entre China y las Filipinas sobre la resolución de disputas relevantes en el Mar del Sur de China a través de la negociación bilateral, así como a su propio compromiso en la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar del Sur de China sobre la resolución de conflictos a través del diálogo y la negociación de los países directamente interesados, y se abusó del régimen de arbitraje internacional.

El Tribunal de Arbitraje, sin tomar en cuenta el hecho de que China y Filipinas han elegido resolver los conflictos mediante la negociación y la consulta y el hecho de que la esencia de la materia del arbitraje es la soberanía territorial, eludiendo la declaración de excepciones opcional que China ha hecho de conformidad con la Convención, ha ampliado y superado su jurisdicción por su propia cuenta, y empujado forzosamente hacia adelante la audiencia sobre la materia en cuestión. Tales actos han perjudicado el derecho de que goza un Estado Parte en la Convención para elegir los medios de solución de diferencias por su propia voluntad, y socavado la integridad del régimen de solución de diferencias de la Convención, y dañan gravemente el estado de derecho internacional.

Con respecto a las cuestiones territoriales y los conflictos de delimitación marítima, China no acepta cualquier medio de solución de diferencias de la tercera parte ni de solución impuesta a China. El gobierno chino continuará ateniéndose al derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales consagradas en la Carta de las Naciones Unidas, y seguirá trabajando con los Estados directamente interesados para resolver las disputas relevantes en el Mar del Sur de China a través de la negociación y la consulta sobre la base del respeto a los hechos históricos y de conformidad con el derecho internacional, a fin de mantener la paz y la estabilidad en el Mar del Sur de China.

PREGUNTA: Se informa que el Subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Tom Shannon, dijo recientemente en la India que "aquél país" que bloqueó la entrada de la India en el Grupo de Suministradores Nucleares (GSN) tienen que ser responsable de su propia conducta. Shannon también acusó a China de sus movimientos en el Mar del Sur de China afirmando que, después del Mar Meridional de China, el próximo objeto en que China tiene intención de entrar será el Océano de India. ¿Cómo responde a eso?

RESPUESTA: Las palabras del oficial de Estados Unidos relacionadas con el GSN no corresponden a los hechos. La entrada de la India no estaba en la agenda de la Reunión Plenaria del GSN en Seúl, y no hubo discusión acerca de la entrada de cualquier país específico de no TNP. Como se ha dicho en el comunicado de prensa de la reunión, "aspectos técnicos, jurídicos y políticos de la participación de los Estados no TNP en el GSN" se discutieron en la reunión. Individuos y países, sean quien sean, no deben ponerse en el lado opuesto de las normas internacionales.

Estamos muy disgustados con las palabras del funcionario de Estados Unidos sobre la cuestión del Mar del Sur de China. China tiene una posición muy clara sobre este tema. Sostenemos que la soberanía territorial y los derechos e intereses marítimos nacionales deben ser defendidos con firmeza, y que las diferencias tienen que ser resueltas por los países directamente afectados por medio del diálogo y la consulta con el objetivo de salvaguardar la paz y la estabilidad regionales. Es muy irresponsable de parte del funcionario de Estados Unidos hacer tales observaciones con la intención de sembrar la discordia y provocar problemas en esta región. Instamos a la parte estadounidense a que cumpla su promesa de no tomar partido en la cuestión de la soberanía en el Mar del Sur de China, y trabaje de manera constructiva para la paz y la estabilidad de la región, en lugar de hacer lo contrario.

Para sus Amigos
  Imprimir