Página Principal > Declaraciones del Portavoz
Observaciones de Portavoz de la Cancillería Hua Chunying sobre Aprobación del Gobierno Japonés de Nuevo Libro Blanco de Defensa

2016-08-03

PREGUNTA: El 2 de agosto, el gobierno japonés aprobó un nuevo libro blanco de defensa, acusando una vez más a China de su política de defensa nacional y las actividades militares. ¿Qué comentario tiene la parte china?

RESPUESTA: En el nuevo libro blanco de defensa, Japón acusó sin fundamento a China de su construcción de defensa y las actividades militares normales e hizo comentarios poco serios sobre los asuntos internos de China, con lo cual China expresa su fuerte descontento y ha presentado su solemne gestión ante la parte japonesa.

Quisiera subrayar que el gobierno chino tiene la firme determinación en la defensa de su soberanía territorial y los derechos e intereses marítimos. Es el derecho inherente de China el patrullaje y la aplicación de la ley de la parte china en las aguas territoriales de las islas Diaoyu y Japón no tiene derecho a señalar con el dedo. Son irreprochables las actividades normales en el aire y en el mar desplegadas por China de acuerdo con el derecho internacional y las leyes y reglamentos pertinentes nacionales, así como la necesidad propia de desarrollo para la defensa nacional. China ha manifestado muchas veces su actitud de no aceptar ni reconocer el fallo ilegal e inválido emitido por el Tribunal de Arbitraje sobre el caso del Mar Meridional de China iniciado por Filipinas y se opone enérgicamente a cualquier propuesta y acción basadas en este fallo. Mientras tanto, China está dispuesta a seguir sus esfuerzos por resolver de manera pacífica las disputas relativas al Mar Meridional de China con los países directamente involucrados sobre la base del respeto a los hechos históricos, conforme al derecho internacional y mediante negociaciones y consulta y mantener la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China junto con los países de la ASEAN.

En los últimos años, Japón ha venido sembrando la discordia en las cuestiones de seguridad regional y ha intentado justificar su expansión militar y su reorganización fuera de las ataduras de la posguerra, exagerando las amenazas de seguridad en la región, que ha llamado amplia atención de los países regionales y la comunidad internacional. Instamos a Japón a que aprenda de la historia, se adhiera a la senda del desarrollo pacífico, mantenga una actitud prudente en sus palabras y acciones en los campos militares y de seguridad y contribuya a mejorar la confianza mutua con sus vecinos y la salvaguardia de la paz y la estabilidad regionales, en lugar de lo contrario.

Para sus Amigos
  Imprimir